12.01.2018 - 09:42 horas

Una vez iniciado el periodo de pruebas

Inicio del servicio comercial del AVE a Granada

El Ministerio de Fomento, a través de Adif, continúa desarrollando las pruebas en la Línea de Alta Velocidad (LAV) Antequera-Granada, cuyo primer reconocimiento de vía, una vez establecida la conexión total de la LAV en ancho estándar, fue realizado por el tren laboratorio de Adif el pasado mes de diciembre en presencia del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, con motivo de su visita para informar del final de las obras.

El período de pruebas que Adif Alta Velocidad inició el pasado 1 de diciembre comprende, entre otras acciones, pruebas de enclavamientos, de reconocimiento de vía, geométricas y dinámicas, tanto en todos los aspectos de seguridad y todos los ciclos del proyecto, desde su inicio, hasta su puesta en explotación.

Las pruebas de velocidad deben integrarse en este proceso y se realizan con un desarrollo escalonado de las mismas. Una vez completadas todas estas comprobaciones es la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria (AESF) quien debe autorizar las pruebas por parte del operador, tanto las de integración tren-ruta, como las de formación de maquinistas. Concluidas estas, se tramita el Expediente de Puesta en Servicio, siendo la AESF quien determine su validez y, por tanto, emita la autorización de puesta en servicio de la línea. Por ello, la fecha de inicio de actividad no la establece Adif ni el Ministerio de Fomento, sino que está en función de los resultados de este proceso y del correspondiente dictamen.

Desde el inicio de pruebas en diciembre, y tras el primer recorrido de reconocimiento, se siguen realizando pruebas en todos los subsistemas. Así, este último mes Adif ha estado trabajando intensamente en las instalaciones de señalización y enclavamiento, habiéndose realizado ya las primeras pruebas del enclavamiento de Antequera Alta Velocidad en laboratorio, con carácter previo a su realización, en breve plazo, sobre el terreno.

De este modo, en la actualidad, se está realizando el ajuste de los elementos instalados para proceder a las pruebas de concordancia de los enclavamientos y el Centro de Control Central (CTC), mientras que en paralelo se están acometiendo tareas relacionadas con la ingeniería de software.

A este respecto, hay que resaltar la trascendencia de la realización de este tipo de pruebas relacionadas con la seguridad, que abarca todos los ciclos del proyecto, desde su inicio hasta su puesta en explotación comercial, uno de cuyos aspectos principales es la generación, verificación y validación del software de los enclavamientos.

Para ello, el equipo de seguridad debe comprobar exhaustivamente la idoneidad de la versión del software instalado con carácter previo a su puesta en servicio, de cara a la implantación sobre la infraestructura de la versión final que ha sido verificada y validada anteriormente en laboratorio.

La documentación de seguridad generada se integra con las de los demás subsistemas comprobados para que la línea pueda ser entregada a los responsables de circulación y comenzar las pruebas dinámicas con tren.