12.03.2018 - 13:42 horas

Greenpeace y Mesa de la Ría

Vertidos a la ría de Huelva desde las balsas de fosfoyesos tras el temporal Enma

Greenpeace y la Asociación Mesa de la Ría de Huelva han recogido imágenes exclusivas que documentan cómo tras el paso del temporal “Enma” se siguen produciendo vertidos tóxicos sólidos y líquidos al río Tinto desde las balsas de fosfoyesos situadas a escasos 500 metros de algunos barrios de la ciudad. Las imágenes fueron tomadas el pasado sábado 10 de marzo. Estas balsas contienen al menos 120 millones de toneladas de residuos industriales tóxicos, peligrosos y radiactivos, como ya denunció la Unión Europea en 2010.

A pesar de que la actividad se paralizó en 2011 gracias a la protesta de organizaciones ecologistas y vecinales, estas imágenes prueban que todavía se siguen produciendo vertidos. Esto muestra graves fallos en la seguridad y el control de las balsas, de las que se encarga la empresa responsable de los vertidos, Fertiberia, que vuelve a incumplir sus obligaciones y sigue permitiendo que sus residuos afecten al medio ambiente, con graves consecuencias para la salud de la ciudadanía y a los ecosistemas de la zona.